DIY

Personaliza tu agenda para el nuevo curso.

Esto es algo que no queremos admitir, pero es un hecho. El nuevo curso está a la vuelta de la esquina y el verano se ha acabado. Pero eso no es algo malo si, como yo, eres un apasionado/a de la papelería y enfocas el nuevo curso o la vuelta al trabajo como una oportunidad para explorar las novedades que este mundillo nos ofrece. Sobretodo si hablamos de comprar una agenda.

Si eres de esos/as que te gustan las agendas personalizadas pero no se te ocurre que hacerle o añadirle a la tuya para que tenga ese toque único, hoy te enseñaré algunas ideas que seguro que te ayudan al respecto.

No se si te pasará a ti, pero para mi una agenda es algo personal que refleja quien soy y como me siento cada día. Algo así como un diario ultra pragmático. De hecho, igual que haría con los diarios, me gusta guardar mis agendas de años anteriores. Y, de vez en cuando, echarles un vistazo y recordar todas las vivencias que he ido recopilando en sus hojas.

Como te estarás dando cuenta, le dedico mucho tiempo a la decoración, el contenido y el formato de mi agenda. Para mi es un hobby como cualquier otro. Solo que este me ayuda a tener mi vida organizada y «bonita». Parece una tontería, pero ya solo añadiendo algo de color a tu día a día con unos bolígrafos de colores, cambia mucho la perspectiva.

Pero bueno, no me quiero entretener filosofeando sobre las utilidades de una agenda. Al final lo único que importa es que la utilices porque te es útil. Y es por eso, a parte de porque son bonitos, que te recomiendo que te hagas con los siguientes materiales para personalizar tu agenda.

Materiales Agenda

Muchos de estos materiales son habituales en mis agendas de años pasados y otros son nuevas adquisiciones de cara a este curso.

Hace tiempo que renuncié a comprarme una agenda básica de Oxford o de cualquier otra marca. Yo prefiero comprarme una libreta en blanco o un archivador tamaño A5 con recambios como es el caso, y personalizarla de la siguiente manera:

Primero, porque es lo más cansado y aburrido, cojo un montón de hojas en blanco y me escribo los días de la semana como podéis ver en la foto.

6. Agenda (4)

 

Para ello divido la semana en lunes, martes y miércoles en una carilla y jueves, viernes, sábado y domingo en otra. Este año he comprado un sello como el de la foto. Sirve para escribir las fechas, porque mi letra no es que sea preciosa para estas cosas y si me tuviera que esforzar mucho para cada día, acabaría siendo una tarea terriblemente aburrida.

Yo te recomiendo que encuentres la distribución que más se acomode a tus necesidades. Es posible que necesites más espacio y se acomode más a ti una distribución diaria en vez de semanal. A mi lo que más me funciona es ver la semana entera de un vistazo. Y además poder ver los eventos más importantes del mes en una hoja mensual. Este año he elegido estos calendarios mensuales. Pero tu puedes buscar el que más te guste.

Agenda

Por otro lado, siempre me gusta añadir un taco de notas adhesivas, una regla y un sobre para guardar pegatinas o entradas de cine y papeles en general que más tarde voy a pegar en mi agenda. También me gusta tener un marcador de páginas y un día me encontré con una etiqueta que tiene un mensaje que refleja muy bien mi filosofía de vida: «todo llega, todo cambia y todo pasa».

Todo esto lo puedes encontrar sin problemas en cualquier papelería de tu ciudad.

Por último, puedes añadir algunos elementos DIY. Como separadores para dividir la agenda de las notas, por ejemplo. Esto lo puedes hacer con una pieza de cartón forrado con papel de regalo. Otra idea es hacer separadores cortando en una cartulina una etiqueta, doblándola por la mitad, pasando por el medio un clip y pegando los dos lados.

Sujetabolis AgendaComo último consejo diré que resulta muy útil tener un hueco para sujetar el bolígrafo que habitualmente utilices. Esto yo lo he hecho pegando a un clip de pestañas un trozo de cinta del tamaño del bolígrafo, como se aprecia en la foto.

Habrás visto que se pueden hacer mil cosas para decorar tu agenda. Esto solo son algunas ideas que a mi me sirven, pero que tu puedes adaptar a tus necesidades y gustos para que al final tu agenda sea un lugar que recoja toda tu vida y no solo una libreta bonita que al final del año tiene más huecos vacíos que rellenados.

Espero que estas sugerencias te hayan ayudado a motivarte para la vuelta a las clases y al trabajo. ¡Animo!