Crea tus plantas de ganchillo con este sencillo patrón.

¡Que ganas tenía de estrenar esta sección!

Aunque no soy una gran tejedora, el ganchillo es una de mis mayores aficiones. Y entre todas las cosas que se pueden hacer a ganchillo, los amigurumis son mis favoritos. Por si acaso aún no sabes lo que son, los amigurumis son estos muñecos hechos completamente de ganchillo que tanto se están viendo ahora. Hasta Nintendo sacó un Yoshi amigurumi.

Pues bien, hoy os traigo un patrón que he encontrado para hacer estas plantitas tan monas:

Planta ganchillo

Si quieres ver el patrón, haz clic aquí.

Los materiales son muy fáciles de conseguir. Solo necesitarás: 4 colores diferentes de lana del mismo grosor (en mi caso verde y marrón para la planta y beige y mostaza para la maceta), lana negra para los ojos y la boca, un ganchillo (para el grosor de mi lana he utilizado un ganchillo del número 4), una aguja lanera para unirlo todo y, si quieres, marcadores de costura que son como imperdibles de plástico de colores.

Planta ganchilloEl procedimiento está perfectamente explicado en el patrón. Debo decir que es de los mejores patrones que he visto. Tienes los puntos escritos y de forma gráfica, todo un lujo.

El blog podría acabar aquí. Diciéndoos que sigáis el patrón y listo. Pero antes de despedirme os daré algún consejillo que se me fue ocurriendo mientras tejía estas simpáticas plantas.

La gente que hace amigurumis de una forma mas… profesional, por así decirlo, tienen ojos de plástico como los de los peluches que se compran en las tiendas. Si vais a regalarlo, este muñeco o el que sea, a un niño pequeño, tened mucho cuidado con las piezas pequeñas. Pero si no va a estar al alcance de los niño, como en mi caso, para los ojos podéis utilizar pendientes negros comprados en un bazar. O la opción apta para todos los públicos, coser círculos negros para hacer los ojos y la boca.

Planta ganchillo

Por otro lado, en el tutorial se especifica un orden para coser las diferentes partes. Mi consejo es que primero cosáis las extremidades, ya rellenas, a la maceta y las hojas a la tierra. Una vez hecho esto, coser la tierra al borde superior de la maceta, dejando un pequeño hueco para rellenarlo todo bien. Cuando esté todo lo lleno que queráis, terminar de coser y fin.

Espero que os animéis a hacer esta labor. Es divertida, fácil y puedes personalizarla cambiando los colores de las macetas y añadiendo o quitando hojas para tener unas plantas mas o menos frondosas.