DIY

Envuelve tu mismo tus regalos y marca la diferencia

Queda ya tan poco para las navidades… Entre Noche Buena y Navidad, intercambios de regalos y demás eventos surge la necesidad de envolver unos cuantos paquetes. Si os pasa como a mi y no os gusta dar vuestros regalos con el típico envoltorio de El Corte Inglés o el Fnac, este post os vendrá muy bien.

Este año no he tenido mucho tiempo para hacer mis propios regalos DIY así que he recurrido a comprar regalos en una tienda convencional. Aún así he sacado un rato para poder darle ese toque personal que tanto me gusta a mis regalos con un envoltorio original.

Para hacer todos estos envoltorios necesitareis unos pocos materiales. Casi todos son básicos en el repertorio de un crafter. Yo he utilizado papel kraft o papel de estraza para envolver todos mis paquetes. Una cinta blanca y roja. Algo de pintura blanca. Y por último, cartulinas de colores.

Primera idea

Para hacer el primer envoltorio solo necesitaréis un papel con un color base. Yo he elegido para todas papel kraft pero existen otras opciones y otros colores. Además del papel, necesitaréis una cinta o cordel bonito y pintura blanca.

Con la goma de un lapicero he pintado puntitos blancos por toda la superficie del papel. Como he usado una pintura muy densa, no había peligro de que la pintura traspasase el papel, pero si creéis que eso puede ocurrir, entonces será mejor que primero pintéis los puntos y después envolváis el regalo. Por último he hecho un lazo que cruza todo el paquete y ¡listo!

Segunda idea

Creo que esta es mi idea favorita. Bueno, la siguiente también me gusta mucho, pero esta tiene algo especial.

Para hacer esta idea recorté una tarjeta de cartulina que se adecuase al tamaño del regalo. Después dibujé un triángulo con lápiz y con la punta de ese mismo lápiz hice agujeros a la misma altura a lo largo de los lados del triángulo.

Tras hacer eso, pasé una cinta por los agujeros de la cartulina hasta formar el árbol de la imagen. En resumen, una idea muy sencilla que queda muy bonita. En muy poco tiempo convertirás tu envoltorio sencillo en un regalo único.

Tercera idea

Con esta idea casi te dará pena abrir el regalo.

¿No es genial este reno? Como pudisteis ver la semana pasada, me encantan los renos. En esta ocasión no es un adorno para el árbol, es este original envoltorio. Para hacerlo recorté en un folio un cuerno como en la imagen, una orejita y la nariz. Solo uno de cada pareja, para así girarlo y que queden perfectamente simétricos.

Cuando ya tenía los modelos, copié dos veces los cuernos en cartulina marrón, las orejas en el mismo papel de estraza y la nariz en una cartulina roja metalizada.

Para hacer los ojos utilicé la misma pintura blanca de la primera idea y un poquito de pintura negra.  ¡Y ya tendríais vuestro envoltorio!

cuarta idea

Esta idea es genial para agrupar los regalos que vas a dar a una misma persona o para esos regalos que van por partes.

La idea es crear entre todos los paquetes un único dibujo. En este ejemplo yo he dibujado un muñeco de nieve que tiene la base en un regalo y la cabeza en otro. De esta forma se ve que forman parte de un mismo regalo.

¡Y estas son todas las ideas que os traigo! ¿Cuál es vuestra favorita? Espero que con estas ideas que podéis personalizar hagáis que vuestros regalos sean únicos.