Bizcocho de chocolate y manzana.

Estrenando regalo de navidad

¡Ya estamos de vuelta!

Ya han pasado las vacaciones. Y yo la verdad es que ya tenía ganas de un poco de normalidad y de volver a mi rutinica. Esta semana quiero hacer una demostración de uno de mis regalos de navidad. ¡Una amasadora! Era un electrodoméstico que se me resistía pero que finalmente está en mis manos. Aquí os enseñaré la primera receta que he hecho.

Ingredientes del bizcocho

Para entrar en contacto con el aparato en sí me decidí por hacer un bizcocho de manzana y chocolate. Una receta sencilla y con mucho sabor.

Los materiales que necesitareis son:

  • 3 manzanas o peras
  • 2 huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 200 ml de nata
  • 150 gr de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 30 gr de cacao puro en polvo (yo puse Nesquik)
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • Opcional: 50 gr de chispas de chocolate

Preparación

Para preparar la masa, mezclé en un bol los huevos y la nata. Después fui añadiendo los ingredientes secos uno a uno sin parar de mezclar: la harina cernida con un colador, el azúcar, la levadura, el cacao en polvo y la canela. Por último, añadí dos manzanas troceadas muy pequeñas.

Para una preparación tradicional, hay que poner la masa en un molde engrasado o con papel encerado. Antes de meter la masa en el horno se coloca la tercera manzana en trozos por toda la superficie a modo de decoración. Finalmente sólo hay que meter la masa en un horno precalentado a 180 grados por unos 20-30 minutos. Esto depende de la potencia de cada horno.

Pero yo no lo hice así. Yo lo hice usando las cazuelas de la marca AMC. Para este modo de preparación calenté la base de la cazuela tapada en su propia placa de vitrocerámica portátil. Una vez estuvo caliente, la quité del fuego, puse un círculo de papel encerado en el fondo y vertí la masa en la cazuela, sin olvidarme de la manzana en la superficie.

Con la masa ya en la cazuela, la cubrí girando el fuego portátil apagado por unos 10 minutos. Pasados estos minutos, lo encendí a fuego medio y dejé que se hiciera el bizcocho durante 20 minutos mas.

Como veis, el procedimiento es un poco diferente, pero el resultado es el mismo. Un bizcocho muy rico y jugoso. Es lo que más me gusta de los bizcochos con fruta. Este bizcocho está también riquísimo con trozos de pera o de melocotón. Eso queda a vuestra elección, el procedimiento sería el mismo. Si alguien usa también este tipo de cazuelas que lo ponga en los comentarios y así sé si os interesa que os enseñe más recetas usándolas o si preferís el método tradicional.

Esta es solo la primera de muchas recetas que quiero hacer con mi nueva amasadora. Os iré informando de mis progresos. Espero que con esta idea terminéis la semana con mucha dulzura 😉