Cobayas amigurumi

No había vuelto a tejer nada desde Dobby, el elfo doméstico de Harry Potter. Y la verdad es que ya tenía ganas de hacer algo nuevo. Bueno, esta idea no es nueva para mí, porque lleva en mi lista de amigurumis mucho tiempo, pero esta semana ha sido el cumpleaños de mi prima pequeña y estas pequeñas cobayas estaban destinadas a ella.

Como con todas las labores que he hecho y que os he enseñado, os voy a dejar el patrón por aquí. En la primera frase del texto podéis hacer click y os saldrán diferentes archivos para descargar. Solo necesitaréis los dos últimos, pero el primero es muy útil porque la autora explica cómo hacer algún punto que es necesario para las cobayas.

Una vez más el patrón está en inglés. No sé que me pasa que tengo gustos internacionales y es muy rara la vez que me encuentro con un amigurumi que me guste y que el patrón esté en español. Bueno, decían que había que aprender ingles, será por esto 😉

De todas formas, no entrar en pánico. El patrón es bastante sencillo y está muy muy bien explicado. Y si alguien tiene alguna duda, que me lo deje saber en los comentarios.

En el primer patrón se explica cómo hacer la cobaya de un solo color, como la mía gris. En el siguiente archivo se explica cómo hacer las variaciones para crear cobayas de dos y tres colores. Lo más sencillo es un solo color. Después (en mi opinión) la cobaya con la franja de color entre los ojos. La tercera sería la cobaya con las manchas en los ojos y por último la del color desigual. Aún así, todas accesibles.

Para hacer estas cobayas solo necesitaréis lana. Dependiendo el patrón que sigáis necesitaréis más o menos colores. Un poco de relleno de cojines, guata o algodón. Y ojos de seguridad para peluches, abalorios negros, unos pendientes pequeños (ya expliqué cómo los usaba en esta entrada), o un poco de lana negra.

Siguiendo el patrón paso a paso me di cuenta de una cosa: me gustan más las cobayas sin las patas traseras. Como si estuvieran apoyadas o acostadas. Así que no se las hice. Otra idea que se me ocurrió mas tarde era que podía haberlas hecho pequeñitas como las de delante usando el mismo punto burbuja.

Como podéis ver en las fotos, yo les he cosido los ojos con lana. Hasta ahora solía coser los ojos en mis amigurumis, pero eso va a cambiar. Después de mucho tiempo pensando dónde podía encontrar ojos para peluches me vino a la cabeza la solución: en Amazon. Ahí tienen de todo, no podía ser menos con los ojos de seguridad para peluches. Los venden en cajas de varios tamaños a un precio bastante razonable.

Y esto es todo. Como veis, son bastante fáciles de coser y quedan muy monas.

Estamos de estreno en la página de Facebook, ¡cuantos más seamos mejor!