DIY

Funda de móvil 3 en 1 DIY

Desde hace tiempo busco la simplicidad en todo lo que puedo. Ya no me gusta ir con un bolso enorme con mil cosas y «por si acasos». Al final me duele la espalda y no es práctico. Por eso cuando vi esta funda 3 en 1 me pareció perfecto porque puedes llevar el móvil, los cascos bien ordenados y alguna tarjeta en el bolsillo trasero. Es perfecto si, como yo, buscas llevar encima lo mínimo necesario.

La funda que os enseño es super cómoda porque con ella no necesitarás llevar prácticamente nada más encima. Yo la llevo siempre con la tarjeta del bus o, si salgo para una compra rápida, la tarjeta de débito. Y no llevo nada más.

Materiales

Otra cosa que hace maravillosa a esta funda de móvil es que se necesitan muy poquitos materiales. Si. Sé que estoy diciendo todo el rato que es una funda genial pero es que para mi me supone toda una alegría encontrar un DIY que sea asequible, práctico y que requiera pocos materiales.

Lo único que se necesita es fieltro, velcro y una pistola de silicona. Yo he hecho un oso panda y solo he necesitado fieltro blanco y negro, pero se podría hacer un oso normal, un búho, un zorro… imaginación al poder.

Lo primero que hay que hacer es marcar en un papel el diámetro del móvil para el que vayáis a hacer la funda.

El cuerpo principal (independientemente del animal que decidáis hacer) está compuesto por dos piezas iguales. Aquí abajo os dejo la plantilla que dibujé para hacer la funda-panda. Como veis, hay una forma principal de la que voy a sacar las dos tapas, las patas delanteras, las traseras y el bolsillo trasero. Por otro lado están las orejas, los ojos y la nariz.

En fieltro blanco dibujé dos veces el contorno de la figura principal. Después recorté la parte superior para quedarme con la inferior y ya en fieltro negro dibujé el bolsillo trasero. Una vez dibujada esta pieza, recorté la pata delantera y la dibujé dos veces y con las traseras igual. Hay que hacer lo mismo con los ojos y las orejas. Nariz solo necesitaremos una.

El resultado de todas las piezas recortadas debe ser más o menos así, variando las dimensiones claro. Es muy importante que en el patrón dejéis suficiente espacio para que el móvil pueda entrar después. Como un dedo a cada lado por lo menos.

El fieltro es un material estupendo para hacer DIY porque se puede unir sus piezas como se desee. Podéis usar silicona o coserlo, como prefiráis. El resultado es bueno en ambos casos. Yo opté por pegar porque cosiendo tardaría mucho más.

Primero pegué las dos tapas. Que es, al fin y al cabo, lo más importante e interesa que quede perfectamente pegado. Después por un lado pegué el bolsillo trasero y por el otro fui pegando  las orejas, los ojos, la nariz y las patas traseras. Para los brazos hice lo siguiente: primero pegué en la pata que queda por detrás un trocito de velcro y pegué el extremo de esta pata al borde de la funda. Puse encima del velcro el otro trozo con el que se juntarán los brazos. Le puse pegamento y, calculando que quedase a la misma altura y distancia, le pegué la segunda pata. Por último pegué esta pata al cuerpo igual que había hecho con la primera.

Y este es el resultado final. ¿A que es bien chulo? A mi me parece genial y la función guarda cascos es muy cómoda. No da nada de pereza guardarlos.

Espero que os haya gustado y que lo probéis a hacer en vuestras casas. Si alguien se anima me encantará verlo por cualquiera de las redes sociales que aparecen abajo.