DIY

Cómo preparé bombas de baño caseras

No sabéis las ganas que tenía de que hiciera un poquito de frío para poder darme un baño calentito. Con espuma y toda la pesca. Y al final, mi paciencia ha sido recompensada. Porque a parte de que ya puedo darme ese baño, voy a poder hacerlo con una bomba de baño casera que he preparado para la ocasión y que quiero compartir con vosotros.

Hacerla es muy sencillo. A mi me ayudó una prima pequeña y nos lo pasamos genial porque recuerda un poco a jugar con arena.

Materiales

Los materiales son bastante fáciles de conseguir:

  • 1 taza bicarbonato
  • 1/2 taza de ácido cítrico (yo he añadido sal de frutas que tiene ácido cítrico y más bicarbonato)
  • 1/2 taza de maicena
  • 3 cucharadas soperas (tbsp)de sal Epson (sal con magnesio. Se compra en droguerías o por internet)
  • 1 cucharada sopera (tbsp) de aceite. Puede ser de coco, de almendras o incluso aceite corporal de ducha. Si no vas a añadir aceite esencial, pon una cucharada más de aceite.
  • Molde esférico

ingredientes bomba baño

A estos ingredientes básicos se le puede añadir los siguientes que son más estéticos pero que yo recomiendo:

  • Colorantes alimenticios o tinte para jabón
  • Aceites esenciales

Como se hace

Para hacer mis bombas caseras, como molde utilicé unas cubiteras para hielo en forma esférica (suena paradójico).

En mi cabeza la idea era hacer un baño que recordara al verano. Por eso utilicé un aceite esencial con olor a lavanda y dividí la mezcla en cuatro para hacer cuatro colores diferentes que me recordaban a esta escena veraniega: azul, morado, lila y amarillo.colores bomba baño

Una vez se han mezclado todos los ingredientes y se han hecho los diferentes colores, solo queda montar las bombas. Se pone mezcla en las dos mitades. Hay que ir apretando un poco la mezcla en el molde para que se compacte. Y no tengáis miedo de poner demasiado producto. Tiene que sobrar. De esta forma cuando juntamos las dos mitades hay material para unirlas y se compacta más.

La disposición de los colores es a gusto de cada uno. Se puede hacer una bomba de un solo color. O de ninguno, si no te gusta la idea.montando bombas de baño

Por último hay que dejar que se enfríe todo en el congelador o en la nevera un ratito. Así el aceite se solidifica un poco y ayuda a que la forma se mantenga.¡Y ya estarían listas para usar! Como veis, a mi se me rompió al abrirla. Pero cada mitad estaba muy bien formada. Cuando la metí al agua creó una fina espuma, el aceite hace que te sientas muy suave, la sal epson ayuda a relajar los músculos y es buena para el reuma y la artrosis. Y además todo el baño olía genial a lavanda.

Me encantan. Y ya no tengo nada que envidiar a las maravillosas bombas de baño de Lush 😉