¡Halloween delicioso!

¡No sabéis las ganas que tenía de traeros un nuevo post! Y además no traigo cualquier cosa. Os traigo los que pueden ser los muffins que mejor me han salido en la vida.

Con Halloween a la vuelta de la esquina, la calabaza cobra importancia y podemos encontrar recetas de todo tipo con este ingrediente. Yo he querido hacer unos muffins porque ya me conocéis, me pierde lo dulce. Y el resultado ha sido espectacular.

Para hacer las magdalenas se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 2 huevos grandes
  • 120 ml de aceite suave
  • 160 gr de azúcar moreno o blanco
  • 160 gr de harina de trigo
  • 1 1/2 cucharaditas de levadura
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de cacao en polvo (Para los más golosos. Totalmente opcional)
  • media taza de calabaza hervida (con la que haremos un puré)
  • un puñado de nueces bien troceadas

El procedimiento es muy simple. Solo tenemos que ir batiendo y mezclando los ingrediente en el orden en que aparecen en la receta. Primero los ingredientes líquidos y después vamos añadiendo los secos uno a uno. Por último incorporamos el puré de calabaza y las nueces.

Con estas cantidades dan para unos 12 muffins que se tendrán que hacer en el horno a 180ºC durante unos 20 minutos.

De sabor están riquísimos y además quedan muy esponjosos y jugosos gracias al puré de calabaza. Como veis, es una receta otoñal muy sencilla y espolvoreando azúcar glass usando una plantilla, nos queda una decoración muy chula para este Halloween.

Esta es la primera entrada que puedo publicar en tres semanas y es que no me da para más. Estoy empezando una etapa, dura aunque necesaria y bonita a la vez. Pero también es una etapa que me va a impedir estar tan activa con el blog como he venido haciendo este último año.

¿Significa que va a dejar de haber contenido? No. Pero significa que no publicaré cada semana religiosamente sino cuando vaya haciendo y terminando proyectos personales, que me gustan mucho y que tengo muchas ganas de enseñaros.