Bolsa de ganchillo: primeros pasos en el Zero Waste

¿A qué velocidad se llena tu bolsa de basura de plástico? ¿Y la bolsa de residuos orgánicos? Estoy segura de que la primera se llena dos o tres veces más rápido que la segunda. Y es que para 2025 podría llegar a haber 250 millones de toneladas de plástico en los océanos Mi cabeza ni siquiera es capaz de imaginar la montaña de residuos que supone. Ante estos datos, el movimiento Zero Waste viene pisando fuerte, por suerte para el planeta.

Zero Waste es un movimiento ecológico y minimalista que busca reducir nuestros residuos a la mínima expresión. Si se siguiera este movimiento, sólo generaríamos residuos orgánicos que pueden ser compostables. De esa forma, incluso estos residuos se reaprovecharían, completando el ciclo naturalmente.

Hacer compost es algo más complicado y creo que requiere de una mentalidad ecológica muy fuerte. Admiro a los que llegan hasta ese punto, pero yo no soy capaz. Pero no ser capaz de llegar al extremo, no quiere decir que no pueda intentar reducir mis residuos hasta mi máximo. 

En otro post os hablaré de los productos que ya no compro y las soluciones zero waste que he adoptado. Por hoy nos quedaremos con el primer paso que todos debemos dar para reducir nuestro consumo de plástico: un bolsa de tela. Y aquí no me conformo con comprar un tote bag. Lo que hice fue tejerme mi propia bolsa, aprovechando unos ovillos que me sobraron de otro proyecto. ¿Adivináis de qué proyecto es?

Cesta zero waste: un básico.

En internet tenéis cientos de cestas de ganchillo. La mía es la Edda Bag de We Are Knitters.  

El patrón es completamente gratuito. Solo tenéis que seguir el proceso de compra del patrón, como compraríais cualquier producto, no os pedirá nunca que hagáis un pago.

Los materiales que necesitaréis son: 

  • 200 gr de algodón.
  • Ganchillo de 5 mm.
  • Aguja lanera

Y eso es todo. Para tejerla solo tenéis que saber hacer punto de cadeneta, punto bajo y disminuciones.  Pero no os preocupéis que todos vienen muy bien explicados en el patrón y en su web tienen una sección con vídeos donde explican todos los puntos.

Esta cesta me encanta porque es muy cómoda. Parece pequeña, pero como el punto es súper elástico, empiezas a meter cosas y la bolsa va creciendo (también hay que mirar un poco lo que metemos, no nos vayamos a herniar, porque esta cesta no conoce límite).

Con una bolsa de tela en el bolso o mochila nos ahorramos muchas bolsas de plástico innecesarias. No se trata de que de la noche a la mañana ya no generemos residuos plásticos. Se trata de ir dando pequeños pasos. De ser conscientes de la cantidad de plástico que pasa por nuestras manos. Y de hacer las elecciones más sostenibles. 

¿Que os parece este tema? ¿Ya sois del equipo zero waste? ¿Aún no recicláis? Contarme vuestra opinión y si ya hacéis algo en vuestras casas para Reducir, Reciclar y Reutilizar.

Para los que habéis llegado hasta aquí, la lana es aprovechada del Cap Sleeve Lattice Top ¿os acordáis?

Nota: Si te gusta el ganchillo pero no has hecho nada aún con esta técnica, échale un vistazo al folleto de próximas actividades que tengo preparadas para ti, verás que hay una (o varias) perfecta para ti 😉