Muffins de avena. El desayuno realfood más rico.

Se acercan las navidades, como se acerca el invierno en Juego de Tronos, todos tenemos ganas de que llegue pero nos da miedo lo que ocurrirá después. En mi caso, me da miedo lo que dirá la báscula porque mi calendario está lleno de comidas, cenas, meriendas y reuniones familiares que todos sabemos lo que significa: juntarnos a comer

Como a una eso del comer le encanta, he pensado que lo mejor será que cuando esté en casa intente guardar las formas lo más posible para no sentirme mal si fuera disfruto como una enana con todos los manjares que las navidades nos ofrecen. Con este espíritu os traigo los muffins de avena. Perfectos para el desayuno y sin sentimiento de culpa alguna.

Ingredientes para preparar los muffins de avena

Para preparar de 12 a 14 muffins de avena utilicé:

  • 2 bananas muy maduras (muy muy maduras)
  • 3 huevos L
  • 2 1/2 tazas de avena (yo la metí en la batidora para que quedara como harina y la masa fuese más uniforme pero es opcional, de cualquier manera salen riquísimas)
  • 2 1/2 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de canela
  • una pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de vainilla
  • 1/2 taza de arándanos
  • 1/4 taza de semillas de chía (si no sabéis qué es o cómo se utiliza, os lo cuento todo en este post)

Para la mezcla simplemente escaché con un tenedor las bananas y le añadí los huevos. Aquí es muy importante que las bananas o plátanos estén muy maduros, porque es todo el dulce que le pondremos a la receta. En cuanto a los huevos, puedes poner 3 o 2 y un chorrito de leche.

Después añadí la avena que previamente había triturado, la levadura y las especias. Arriba tenéis las medidas que yo utilicé pero lo mejor es que vayáis probando un poco la masa para comprobar si tienen suficiente o si se podría echar más. A mi me gusta mucho la canela y le había echado un poquito más.

Finalmente añadí los arándanos y la chía. Estos dos ingredientes son opcionales, más como decoración que otra cosa. También se le puede poner chispas de chocolate, trozos de nueces, de manzana o lo que se antoje en ese momento, ¡la receta acepta de todo!

Con el horno a 180 ºC con calor por arriba y por abajo tardaron en hornearse unos 25-30 minutos.

Muffins de avena vistos desde el frente.

La verdad es que están riquísimos, tienen un sabor suave pero para nada soso. Y son dulces pero no empalagosos ni pesados como los muffins que se pueden comprar en el supermercado. Para mí son una opción ganadora para los desayunos porque con uno vas servida y se pueden llevar fácilmente.  Además, por sus ingredientes, son una opción saludable para desatascar el organismo en esta época de polvorones y turrones.

¿Vosotr@s que tal lleváis la cuenta atrás para las navidades? ¿Cual es vuestra comida navideña favorita? Si hacéis estos muffins de avena en casa me encantaría ver el resultado, ya sabéis que estamos en contacto abajo en los comentarios y en mis redes sociales (Instagram y Facebook).