Mis accesorios para tejer

A diferencia de lo que pensaba al principio, los accesorios para tejer son mucho más necesarios de lo que pueda parecer.

Tejer es una de mis actividades favoritas. Tanto es así que acabé montando un negocio de ello.

Recuerdo cuando comencé a tejer y veía a las tejedoras «veteranas» que tenían mil cositos y cachivaches tejerles que yo ni sabía lo que eran ni para qué servían. Sospechaba que eran un capricho que luego se usarían poco o nada pero bueno, eran bonitos.

Y con algunas cosas me he dado cuenta de que sí, así es, solo los tengo por bonitos. Pero otras muchas cosas no.

Si estás empezando en esto de tejer o hacer ganchillo, hoy te traigo una lista con los accesorios para tejer más necesarios. Van de más a menos necesarios en mi opinión.

1. Agujas o ganchillos.

Absolutamente imprescindibles para tejer. Las hay de muchos tipos. Agujas rectas, para tejer en circular, fijas o intercambiables, grandes, medianas o minis.

Si quieres saber más, déjame un comentario y próximamente haré un artículo solo de agujas.

Con los ganchillos pasa lo mismo. Hay de muchos tipos. Pero aquí te muestro mis favoritos y que creo que son lo que mejor se adapta a todo el mundo además de ser de buena calidad y diseño bonito.

  • Agujas de coser intercambiables Knit-Pro. Perfectas para comenzar y seguir tejiendo indefinidamente. Al ser metálicas, son resistentes y desliza muy bien cualquier fibra que utilices para tejer.
  • Ganchillos tulip. Ganchillos de muy buena calidad y ergonomía. Invertir en unos ganchillos cómodos no es ninguna tontería. Con estos ganchillos tejerás cómoda y veloz como la que más.

2. Contador puntos

Es posible que ni siquiera sepas qué es esto de un «contador de puntos» ni para que sirva. ¿Entonces por qué es lo segundo de la lista?

Un contador de puntos no es otra cosa que una regla. Y sirve para contar cuántos puntos caben en 10 cm de tejido. Esto es lo que se llama muestra de tensión. Hacer una buena muestra de tensión es lo que hará que tu prenda se parezca o no a la de las fotos que acompañan al patrón.

Por eso, para mi, un contador de puntos es imprescindible.

  • Disco calculador de puntos Prym. Este es el más completo del mercado a mi parecer. Con el no solo podrás hacer muestras de tensión perfectas sino también diseñar y comprobar tu tensión a lo largo del tejido. Además tiene un calibrador de agujas para saber de qué grosor es esa aguja antigua que tienes en casa.

3. Marcador de puntos

Un marcador de puntos sirve, como su nombre indica, para marcar ciertos puntos. Son muy útiles para marcar cuando tienes que hacer un aumento, una disminución, cambiar de color o marcar cuando empieza o termina una repetición o vuelta.

Un consejo: nunca se tienen suficientes. Los marcadores se pierden, se usan muchos en un proyecto grande y te quedas sin.

4. Aguja lanera

  • Aguja lanera Clover. Agujas laneras en 3 grosores. Una prenda no está bien hecha si los cabos sueltos no están bien rematados. Así que una buena aguja lanera es uno de esos accesorios para tejer que acabas valorando y mucho.

Bloqueadores

5. Ovilladora

Hay de varias marcas. La mía es de Knit Pro, como mis agujas, y la verdad que estoy muy contenta. Es fácil de usar y cuando compras la lana en madejas, al final es un accesorio que te hace ganar tiempo y aunque al principio me resistí a tenerla, al final la utilizo más de lo que pensaba y doy gracias por no tener que ovillar a mano las madejas.

6. Devanadora

Esta será mi próxima adquisición. Una devanadora sirve para girar la madeja mientras la ovillas y que así no se formen nudos.

En realidad ovillada y devanadora van casi siempre de la mano y son uno de esos accesorios para tejer que da pereza comprar pero que una vez tienes te preguntas qué has estado haciendo hasta ese momento sin tenerlos en tu vida.

  • Devanadora. Las hay más bonitas (y también mucho más caras), pero yo priorizaría la funcionalidad antes que el diseño ya que la vas a usar y a guardar.

Es un objeto bastante aparatoso (como un paraguas abierto en mitad del salón) por lo que difícilmente lo tendrás de decoración. Eso si, tus ovillos quedarán perfectos, te ahorrará tiempo y no maltratarás la fibra mientras ovillas la madeja.

7. Tijeras de costura

Tijeras, mis accesorios para tejer

Al principio usarás las tijeras de cortar papel o las de la cocina. Esto es así. Funcionan igual. Pero cuando te vayas adentrando en el mundo del tejer, te apetecerá tener unas agujas siempre contigo. Unas que sean bonitas y delicadas para cortar esa lana tan preciosa y suave con la que estás tejiendo.

Mis favoritas son estas dos:

8. Contador de vueltas

Si lo de poner marcadores cada 10 vueltas no va contigo, entonces te recomiendo que uses un contador de vueltas.

Es un accesorio muy útil cuando cada vuelta que tejes es diferente.

9. Alfileres de bloqueo

Alfileres de bloqueo

Lo confieso. Durante los primeros meses o tal vez años que tejí, casi nunca bloqueaba. El ansia de terminar algo y ponérmelo me superaba.

Ahora sé que bloquear bien una prenda va a marcar la diferencia totalmente ya que estira el punto y lo deja más uniforme y homogéneo. Además de dar forma a los calados que si no se ven desfigurados.

Te recomiendo dos productos:

  • Bloques de alfileres KnitPro. Son como peinetas de bloqueo que te ahorrarán tiempo y te permitirán bloquear prendas rectas de forma mucho más sencilla.
  • Alfileres de bloqueo. Ideales para prendas pequeñas o terminaciones irregulares.
  • Alfombra de goma eva. Mucho más baratas que las «oficiales» para bloquear y sirven igual. Estira aquí tu prenda y asegúrala con los alfileres de bloqueo.

10. Knitting Journal

Accesorios para tejer: Knitting journal

El último de todos es algo que, a no ser que diseñes, es un capricho muy chulo de tener.

Un Knitting journal te ayudará a recolectar etiquetas de lana, notas y comentarios sobre los patrones que tejes. Es como un diario de tejedoras.

Y estos son mis 10 accesorios para tejer favoritos.

Si te han gustado déjame un comentario y dime si te gustaría que ampliase más alguno de estos accesorios, si querrías saber cómo se usan o más ideas.


En portada: foto de Surene Palvie en Pexels